Montealminara: Tratamientos LSD

Montealminara: Tratamientos LSD

21 Oct

El LSD fue descubierto de forma accidental por el químico suizo A. Hoffman en el año 1938 cuando trataba de encontrar una sustancia análoga a un estimulante del sistema circulatorio.

Los primeros experimentos con el LSD se remontan a los años 40 y éstos consistían en facilitar terapia a determinados pacientes con trastornos como el alcoholismo crónico, anomalías sexuales, etc. hasta que se comprobó que los efectos producidos eran imprevisibles y no se podían controlar de forma adecuada.

El uso ilegal de esta droga se generalizó a partir de los años 60-70 asociado a la llamada “contracultura” siendo utilizado por universitarios, artistas, intelectuales y músicos en busca de otros estados de conciencia.

Según el Código Penal español, el LSD se considera una “sustancia que produce un daño grave a la salud y, en tal sentido, serán castigadas todas aquellas personas que elaboren, trafiquen, promuevan, favorezcan o faciliten el consumo o lo posean con dichos fines”. La conducción de un vehículo bajo sus efectos también será penada.

El consumo en lugares, vías, transportes públicos o establecimientos del LSD constituye una infracción sujeta a sanción administrativa que puede ser sustituida por un tratamiento de deshabituación adecuado.

¿Consecuencias del consumo del LSD?

Dependiendo de la cantidad ingerida, el estado de ánimo, la personalidad previa o las expectativas del consumidor la ingestión puede tener consecuencias imprevisibles.

Las primeras manifestaciones se presentan al cabo de 30 o 40 minutos y se pueden prolongar durante 8 horas más para desvanecerse a partir de entonces, paulatinamente. Los efectos de la sustancia no se pueden predecir, pudiendo resultar desde muy gratos y divertidos o conllevar experiencias francamente desagradables. En este último caso, el sujeto suele experimentar una completa pérdida de control emocional, vértigos, estados de pánico, ideas de persecución, desorientación, etc.

La dosis media está entre 50 y 75 microgramos. No obstante, la forma en que se impregna esta sustancia en el papel secante que le sirve de soporte provoca variaciones considerables en dichas proporciones.

Efectos y secuelas de su consumo

Existen datos contundentes en cuanto a las secuelas en la esfera psicológica producidas por el consumo de LSD. Destacan los trastornos de ansiedad y depresión.

Uno de los grandes peligros relacionados con el consumo de LSD lo constituye el denominado “flash-back” o retorno de la vivencia tenida con la droga. Puede suceder tiempo después de la ingesta y conlleva riesgos considerables para la integridad de la persona. También se pueden presentar episodios depresivos graves, deficiencias en la memoria y en el pensamiento abstracto, cuadros psicóticos de tipo esquizofrénico o conductas de carácter paranoide

Otro riesgo asociado al consumo de LSD tiene relación con las alucinaciones que vive el sujeto que pueden llevarle a cometer imprudencias. La experimentación nunca debe realizarse de forma individual.

Recuerde que puede ponerse en contacto con MonteAlminara para cualquier tratamiento de LSD (Málaga, Marbella, Ronda, Antequera, Granada, Almería, etc).

Formulario de contacto

Si desea realizar alguna consulta o tiene alguna duda, puede realizarla en este formulario.

* Campos obligatorios

Enviar