CENTRO DE TRATAMIENTO DE ADICCIONESDESINTOXICACIÓN, REHABILITACIÓN Y SALUD MENTAL

Tratamiento de adicción al tabaco en Málaga

El tabaco es una de las sustancias adictivas más consumidas del mundo. En los cigarrillos, se han identificado miles de tóxicos distintos, destacando entre ellos el alquitrán, el monóxido de carbono y la nicotina; un alcaloide nocivo y la sustancia del tabaco que hace generar una dependencia del mismo.

La nicotina actúa sobre el cerebro de forma que, una vez que el organismo se acostumbra a recibir ciertas cantidades de la misma, comienza a demandarla, provocando síntomas que conforman el llamado síndrome de abstinencia.

Según cifras del Ministerio de Sanidad de 2020, el 22% de la población española fuma a diario, frente a un 2% que se reconoce como fumador ocasional, y un 25% exfumador; en Andalucía, el porcentaje resulta ligeramente superior. Esto llega a cifrar el número de fumadores en más de 8 millones de personas, siendo más los hombres fumadores que las mujeres.

Síntomas que provoca fumar

La nicotina provoca una estimulación inicial sobre el sistema nervioso central de breve duración, pues su efecto realmente es de depresión del mismo, lo que se identifica con una fatiga que sucede a la estimulación. La nicotina tarda entre 7 y 10 segundos en llegar de los pulmones al cerebro, recorrido en que se esparce por todo el organismo a través del sistema circulatorio, y desencadena un efecto de larga duración.

Fumar puede provocar efectos muy diversos sobre el organismo, siendo los más comunes:

  • Disminuir el apetito, aunque esto no está reñido con que también incrementa la actividad del intestino.
  • Aumenta la salivación y creación de flemas.
  • Incrementa la frecuencia cardíaca así como la presión arterial.
  • Puede provocar sudoración, diarrea o náuseas.


Del otro lado, encontramos los síntomas que la abstinencia de nicotina provoca, pero que incluiremos ya que forman parte de la cotidianeidad del fumador, pues aparecen desde las 2 ó 3 horas siguientes a fumar el último cigarrillo hasta alcanzar su máximo a los 2 ó 3 días, la aparición de estos síntomas variará según la frecuencia con la que cada fumador acostumbre a fumar, e incluyen:

  • Ansiedad y depresión.
  • Problemas para dormir y pesadillas.
  • Somnolencia.
  • Dolor de cabeza.
  • Aumento del apetito.
  • Tensión, inquietud, frustración, falta de concentración.

Estos síntomas pueden darse de forma distinta en cada fumador, según el tipo de cigarrillos o la frecuencia en que tienda a fumar. El efecto de la nicotina en el organismo provoca que los fumadores estén bajo sus efectos todo el tiempo, provocando una dependencia muy difícil de controlar y abordar, y siendo en muchos casos imprescindible el tratamiento y acompañamiento por expertos.

tratamiento para dejar de fumar

Tratamientos: cómo dejar de fumar


El momento más difícil es dar los primeros pasos para dejarlo. La problemática de cada individuo es distinta y siempre conlleva sus propias complejidades. Por ello, hay que entender la dificultad de encarar el proceso de dejar de fumar y ayudar a su consecución..

Por este motivo, contar con un equipo especializado y una hoja de ruta profesional que nos ayude a afianzar y realmente conseguir nuestra meta, dejar de fumar, se vuelve imprescindible en muchas ocasiones para comprometernos con nuestra decisión.

En MonteAlminara, somos conscientes de estas dificultades así como de las consecuencias físicas y psicológicas que el proceso de dejar de fumar provoca. Es más, nos hemos especializado en Málaga para acompañar a quienes decidan confiar en nosotros para superar su adicción al tabaco de forma que este proceso vaya siempre a su ritmo, de manera que no se vean forzados y puedan dejar de fumar de la forma más constructiva posible.

Contacta con MonteAlminara


En MonteAlminara, contamos con un entorno natural inmejorable en Málaga en el que nuestros expertos psicólogos y sanitarios guían y acompañan a cada una de las personas que toma la decisión de superar su adicción junto a nosotros. Desde ese momento, el más difícil, ponemos todo nuestro empeño, conocimiento, experiencia y profesionalidad en asegurar el éxito del proceso de dejar de fumar. Y para ello marcamos unos claros objetivos centrados en cada persona que nos permiten ofrecer el mejor tratamiento adaptado a cada nivel de adicción, hábitos y entornos.. Es decir: total y completamente personalizado.

  • En primer lugar, aportamos herramientas y te ayudamos a focalizarte en el proceso de cambio y el mantenimiento de la abstinencia.

  • Una vez conocemos tu dependencia, en este caso de los cigarrillos, nos anticipamos a sus posibles consecuencias a nivel físico y psicológico para así diseñar la estrategia terapéutica individualizada que mejor se adapte a tu problemática.

  • Por otro lado, trabajamos intensamente la formación de hábitos que permitan la reconstrucción de un día a día pleno y satisfactorio, tanto a nivel familiar, social y profesional, en el que el tabaco no esté presente.

Por último, no dejamos de lado el trabajo con el entorno familiar, imprescindible para un buen desarrollo del proceso de dejar de fumar y para que la abstinencia se mantenga en el tiempo, pudiendo olvidarte de una vez por todas de la dependencia de los cigarrillos, ganando así en salud y recuperando la total libertad de los hábitos y costumbres que marcan el día a día.

Dejar de fumar es una decisión complicada pero la más valiente, así que no dudes en ponerte en contacto con nosotros para solventar cualquier duda o cuestión, nuestros especialistas están encantados de atenderte sea cual sea tu situación. Te esperamos.



Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información